No al robo de las afores

No al robo de las afores

Facebook
Twitter
WhatsApp
Facebook
Twitter
WhatsApp

No es la primera vez que el actual gobierno federal trata de apoderarse de dinero de los mexicanos con el pretexto de que se encuentra “inactivo” en alguna cuenta financiera. La creación del supuesto “Fondo de Pensiones para el Bienestar” es el segundo intento del tipo: en octubre del 2022 en la Cámara de Diputados aprobaron mofidicar el artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito (LIC) para carrancearse las cuentas de ahorro inactivas, y ahora con la iniciativa presentada el 4 de abril sobre el Fondo de Pensiones, quieren apropiarse de los recursos de la gente concentrados en las Afores y el Infonavit.

En el caso de las cuentas de ahorro bancarias, hay que recordar que la reforma aprobada en la Cámara de Diputados venturosamente se congeló en el Senado de la República, pues pretendían adueñarse de dinero ajeno, propiedad de los ahorradores. El artículo 61 de la Ley de Instituciones de Crédito sigue vigente, incólume y en resumen manda a una cuenta concentradora (del propio banco) los recursos que en un lapso de seis años se encuentren inactivos en alguna cuenta de cheques (llamadas genéricamente en la Ley “instrumentos de captación”).

Lo que pretendía el gobierno de la 4T era que una vez cumplidos los seis años de resguardo obligatorio, ese dinero se fuera como “recurso extraodinario” a las manos (ineficientes) del gobierno federal para según “financiar labores de seguridad”, que se repartirían en un 45% para la Federación, 30% para los estados y 25% para los municipios, pero dejando en total indefención a los mexicanos que optaran algún día por reclamar sus ahorros.

En su momento los propios senadores reconocieron que la iniciativa no transitó en la Cámara Alta debido al cabildeo de la Asociación de Bancos de Mexico, cuyos integrantes les hicieron ver “algunos riesgos de inestabilidad y credibilidad”. Incluso a finales de ese año 2022, el mismo presidente AMLO ya sólo planteaba que se viera la posibilidad de destinar esos recursos a programas sociales. Un ejemplo más de que el poder económico y el poder político siguen siendo un binomio muy vinculado y estrecho, muy lejos de la falsa promesa de Morena.

Ahora con la iniciativa legal de los diputados de Morena del pasado 4 de abril y la constitucional enviada por el presidente el 5 de febrero, con sus matices pero similares en el fondo, se pretende crear el Fondo de Pensiones para el Bienestar que tendría como objetivo complementar las pensiones de aquellos trabajadores cuyo monto de jubilación sea menor o igual a 16,361 pesos.

Aquí el fondo del asunto es el engaño al pueblo de México, pues este gobierno ya ha malgastado todos los ahorros y fideicomisos que había en el erario, y aparte se ha endeudado en el equivalente a cuatro fobaproas, no habiendo ya recursos disponibles para financiar esta nueva mentira de Morena.

De acuerdo a la iniciativa, entre las fuentes de financiamiento de dicho Fondo destacan los recursos ahorrados por algunos trabajadores a lo largo de su trayectoria laboral -tanto en el sector privado formal como en el sector público- y que son gestionados por las Afores y el Instituto Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Para el caso de los trabajdores que cotizan en el IMSS, se establece que tanto las Afores como el Infonavit deberán transferir al Fondo los recursos disponibles en la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, así como en la subcuenta de vivienda, al momento en que los trabajadores alcancen la edad de 70 años, siempre y cuando no tengan una relación laboral activa.

Y en el caso de los afiliados al ISSSTE, la transferencia de los recursos de la cuenta individual del seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, y de la subcuenta de vivienda, se realizará una vez que dichos empleados cumplan 75 años y no mantenan una relación laboral. Robarles con la ley en la mano.

Pero además, y este es el colmo del engaño, se prevé que el Fondo también se financie de “fuentes” que no son tales, como las siguientes:

25% de las utilidades de las empresas públicas manejadas por el Ejército y la Marina, como el Tren Falla (Maya), Mexicana de Aviación y el AIFA. ¿Cuáles utilidades?, al contrario estos elefantes blancos operan con pérdidas y requieren subsidio para operar.

75% de los ingresos del Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado. Una burla, ha sido un nido de corrupción, por eso renunción su director fundador, el jurista Jaime Cárdenas Gracia.

Los recursos por la liquidación de la Financiera Rural, dinero que es incierto y en su caso no será una fuente recurrente.

Morena ha sido un desastre y una decepción. Un gobierno inútil para llevar a cabo la transformación que prometió. Y como corolario a su mal gobierno, están intentando por segunda ocasión apropiarse del dinero que no es suyo sino de los mexicanos, producto de su trabajo y esfuerzo. Por eso, votemos masivamente este 2 de junio para enderezar el rumbo de México. Recuerden la máxima electoral “a urnas llenas, cambio seguro”.

Etiquetas:

Notas Relacionadas

Etiquetas:

Notas Recientes

Notas Recientes